Oriol Roca – Solo

ORIOL ROCA SOLO

 

ORIOL ROCA: drums, percussion and objects

 

“Perhaps it’s the restraint displayed by Roca that makes his solo album so compelling, but the forty minutes flew right by and I was sad when the album ended.” All About Jazz (USA)

 

Barcelona born drummer Oriol Roca had no intention to release a solo album. He didn’t even plan to perform solo, for that matter. And yet, La Tomba dei Giganti is his first outing under his own name. In August 2009, Paolo Angeli, an amazing Italian improviser, invited Oriol to perform at Isole che Parlano, an arts festival held in the tiny village of Palau, in the Italian island of Sardinia. Italian sound engineer Roberto Monari happened to be there with his recording equipment to document the festival. Oriol was struck to recognize himself so strongly in the music, and he realized it was closer to the way he felt about music than anything else he’d ever done before. And thats how Roca’s first ever solo album, recorded on the evening of his first ever solo performance, came to be.

 

When playing solo Roca expands his set using all kinds of cymbals, different drums, objects, metal bars, plastic bags, stones, toys, bags of sand, a cheap wood flute, kitchen utensils, mini bells, chinese sticks, an original 22″ Paiste gong from 70’s a good friend gave him… anything capable of creating sound is welcome to explore in a free musical form the infinite possibilities of textures, density, dynamics we’re all surrounded by.

 

“Oriol Roca, baterista aunque mejor sería decir percusionista, del que siempre he pensado que tiene una gran inteligencia instintiva, (escuchen sino su disco en solo La Tomba dei Giganti).” Germán Lázaro, Cuadernos de Jazz (ESP)

 

“Oriol Roca est un batteur doublé d’un percussionniste à la recherche de colorations nouvelles.” Claude Loxhay, Jazzaround (BE)

AUDIO

DISCOGRAPHY

PRESS

Perhaps it’s the restraint displayed by Roca that makes this track so compelling, but the five minutes flew right by and I was sad when the album ended. All About Jazz (USA)

 

Oriol Roca rebondit d’une rythmique à l’autre, colore plus qu’il ne percute, dessine des mouvements d’air plus qu’il ne structure Diane Gastellu, Citizenjazz (FR)

 

Oriol Roca, baterista aunque mejor sería decir percusionista, del que siempre he pensado que tiene una gran inteligencia instintiva, (escuchen sino su disco en solo La Tomba dei Giganti). Germán Lázaro, Cuadernos de Jazz (ESP)

 

Oriol Roca est un batteur doublé d’un percussionniste à la recherche de colorations nouvelles. Claude Loxhay, Jazzaround (BE)

 

Paolo Angeli, que je suis depuis quelques années maintenant, ici il a trouvé un complice à sa mesure: Oriol Roca est un batteur énergique et créatif. Joël Plagier, Jazzman Magazine (FR)

 

Roca enters into another complex and unpredictable series of patterns which would serve most other drummers as a solo, but here it’s simply his agile contribution to the landscape. Dave Foxall, Jazz Journal (UK)

 

I’ve been poking around drummer Oriol Roca‘s music for a couple years now, and he always finds a way to gain interest Dave Summer, Bird is the Worm (USA)

 

El baterista Oriol Roca no sólo está desarrollando una interesante carrera dentro de nuestro país en grupos como MUT Trío, o junto a Giulia Valle y David Mengual por citar algunos. También tiene un reconocimiento más allá de nuestras fronteras con grupos como VRAK’ Trio, la Piccola Orchestra Gagarin, o con el pianista Giovanni Di Domenico, tal y como ocurre en Sounds Good, publicada en 2012 en el sello belga Spocus Records. Pachi Tapiz, Tomajazz (ESP)

 

El més significatiu d’aquest treball és que ens trobem davant d’un dels escassos bateries – i músics en general – capaços de construir amb el seu instrument un bell i poètic discurs narratiu. Martí Farré, Nativa (ESP)

 

Oriol Roca è un batterista eccezionale: flessibile e perfettamente a suo agio nei poliritmi e capacissimo di suonare anche al di fuori della pulsazione, una spalla perfetta per gli altri musicisti. Andrea Aguzzi, Italia Paperblog (IT)

GIULIA VALLE – LÍBERA

Líbera

Artist : Giulia Valle

Release Date : December 13, 2015

Label : Temps Record

Format : CD

Produced and distributed by Temps Record
Recorded at Grabaciones Silvestres (Barcelona) on February and June 2012 Recording engineer: Joaquim Puigtió. Mixes and co-production: Joel Condal Artistic production: Giulia Valle Artwork: Gonzalo Elvira Design: Alex Gifreu

Go to GIULIA VALLE – LÍBERA

Buy album:

 

  • Giulia Valle: double bass, compositions
  • David Soler: electric guitar, pedal steel
  • Pablo Selnik: flute
  • David Pastor: trumpet
  • Rusó Salá: voice on tracks 2, 3 & 7
  • Edurne Arizu: Accordion
  • Oriol Roca: drums and vibraphone on tracks 4, 6 & 7

 

www.giuliavalle.com

Press

 

Presentaba las canciones de su nuevo trabajo “Líbera”. En escena Edurne Arizu al acordeón, Rusó Sala a la voz, Giulia Valle al contrabajo, Oriol Roca a la batería y David Soler a la guitarra, no sabes si están probando o la cosa ha empezado y soy yo que estoy llegando tarde, entre el público aparecen David Pastor con su trompeta y Pablo Selnik y su flauta, se colocan en un extremo del escenario y la cosa está en marcha, empiezan con Plein air un tema inspirado en la pintura al aire libre defendida sobre todo por los impresionistas.  Sigue un 2012, y se va perfilando que la formación tiene en David Soler, en Selnik y la misma Giulia los líderes indiscutibles. También adviertes que las composiciones de Giulia Valle como ocurre con las de Schneider, van más allá de cualquier etiquetaje. Después un tema sin título, Giulia se va quedando casi sola y me recuerda esos momentos grandes de Saluzzi cuando te quita la respiración, los detalles de Soler van redirigiendo el tema, después Pastor en uno de sus escasos momentos (no tuvo un papel tan importante como Selnik) nos eleva con una trompeta con efectos. Sin Edurne ni Rusó, el quinteto se sumerge en el momento más impresionante de la noche, Punk es un tema que te deja sin respiración durante todo el desarrollo, cinco músicos unidos en una locura manejada desde las pulsaciones, viendo a Giulia dejando libre la mano izquierda entiendes el proyecto. Después Nadie, otra preciosidad, nada que ver con el punk, dulzura de caramelo. Después nos explica Giulia que está dudosa entre dos temas, la contrabajista estaba muy feliz y se sentía muy próxima de su público, decide hacer ambos, empieza con Rosemary’s baby de Komeda (compositor preferido de Polansky)  otra vez las emociones a flor de piel, y lo intenta vincular en cierto modo con un tema suyo tituladoGuayaba, encuentro sonoro entre David Soler y Giulia Valle, muy intenso, la voz de Rusó deslizándose entre los golpes secos de Oriol Roca. Para terminar Danzad pollos danzad, como una boda Tarantiniana, con mariachisde fondo, todo el grupo en plan fiesta jerezana, con Edurne y Rusó haciendo palmas, un buen final, la verdad es que seguro que el público quería mas, pero todos nos quedamos un poco sin saber qué hacer, quedaba claro que si Giulia se había despedido la cosa era así, estuvo claro quién llevó las riendas de la noche. Cándido Querol, B-Ritmos (February 2013)

 

«La vida es como la música, debe componerse con el oído, el sentimiento y el instinto, no mediante reglas». Samuel Butler

Eso, eso debe ser lo que hace esta mujer, Giulia Valle: componer con las tripas, con lo más profundo de su esencia, de su ser. Sólo así se explica todo el poder que despliega sobre el escenario cada vez que se sube a él, esté con quien esté. Para esta ocasión, Giulia se subía con una de sus formaciones más recientes, Líbera, de la que ya pude ver hace unos meses el estreno. Formación exquisitamente formada por  músicos a los que admiro hace ya tiempo, y a los que vengo siguiendo, como Pablo Selnik en la flauta, David Pastor en la trompeta, Oriol Roca en la batería y David Soler a la guitarra. Completaban la formación, como invitadas (no hay que olvidar, creo que no lo he dicho, que se trataba de las Jamboree Jazz Lab Experience, o sea, juguemos a experimentar), Edurne Arizu al acordéon y Rusó Sala poniendo las voces. Y con estos ingredientes y esta capitana, la jugada no podía salir mal, y no salió. Vibrantes, excitantes, unidos, sincopados, vitalistas!!!! Sólo si estabas muerto podías escapar a la magia de la formación, a la fuerza arrolladora del contrabajo de Giulia, que todo lo llena. En auténtico estado de gracia, la formación transitó por un repertorio en ocasiones muy free, muy punk incluso (no quise echar la vista atrás y ver las caras de los turistas que se suelen acercar al Jamboree sin saber muchas veces qué les deparará las entrañas de la sala donde se sumergen). Roberto Domínguez, Fotografiando el Jazz (February 2013)

 

Feliz espectadora durante muchos minutos de la actuación de Marco, la contrabajista Giulia Valle subió al escenario después de la conjura del pianista para darle a la noche un vuelco estético y expresivo radical. Su proyecto, bautizado como Líbera, nació como cuarteto y levanta el vuelo ahora en septeto. Por él han ido pasando diferentes músicos, lo que dificulta el necesario propósito de impregnar al proyecto de una personalidad de conjunto más definida, máxime cuando la autora privilegia el conjunto sobre los solistas, aunque ocasionalmente se abran espacios para ellos. La de Valle es una música profundamente personal, se intuye catártica, y exige de sus compañeros de escenario una precisión, en ocasiones, de funámbulo.

Las composiciones de Giulia Valle atraviesan tantos estados emocionales como los que se adivinan que las inspiraron. Delega especialmente en David Pastor la parte melódica, con el complemento de Jon Robles, a la que entra, sale y con la que se entrelaza la voz de Carola Ortiz, que convierte en otro más de los instrumentos de viento. A la izquierda de la contrabajista -a la que en los labios se le leía siempre la melodía-, Oriol Roca y David Soler impulsaban, sostenían y daban densidad eléctrica a la música (un dúo entre ambos, como preludio a uno de los temas, fue de lo más liberado(r) de la velada). Completaba el acordeón de Edurne Arizu, que añadía a la ya de por sí poderosa y contundente sonoridad del grupo una profundidad y una densidad tímbrica muy interesantes.

No hubo casi concesión al respiro, sí momentos de necesario contraste en un concierto de autor que no se pareció a nada aunque sus referencias puedan ser múltiples, lo mismo una balada de evocación crepuscular a lo Morricone, que el fuego del rock más visceral, que una canción infantil. En muchas ocasiones la idea de partida es una sencilla melodía, ya sea una sencilla escala mayor o un arpegio reiterado, incluso los solos tendían a explayarse sobre armonías muy estáticas compensadas por el empuje de la rítmica; pero más allá de que la arquitectura sea más o menos compleja en origen, lo relevante es la energía y una voluntad creativa nada convencional. Otra cosa es que cuestión tan personal exige cómplices, más que músicos, capaces de sintonizar con ella. Y es ahí donde el septeto cojea, porque la expresión individual parecía descompensada. No hablo de las cualidades técnicas –demostradas y demostrables- sino de afinidades y recursos idiomáticos, porque mientras Oriol Roca y David Soler se adaptan por bagaje y recursos mejor a una idea tan “ecléctica” (adjetivo de la propia Valle) y desprejuiciada estéticamente como ésta, daba la sensación de que el estilo de Robles y Pastor era otro, más afín a los patrones de un jazz más convencional. En ese sentido, fue un concierto más interesante por sus ideas de conjunto, por la montaña rusa de emociones y fuerza comunicativa de la música Valle, y por las múltiples mutaciones que se le adivinan. Música libre de prejuicios. Bienvenida sea. Carlos Pérez Cruz, El Club de Jazz (March 2014)

LA TOMBA DEI GIGANTI · Free album download

It all happened by chance. In August 2009 guitarist/improviser Paolo Angeli invited me to play at Isole che Parlano, a small festival held in the tiny village of Palau, in the Italian island of Sardegna. He asked me to do a solo concert at a very special spot near Palau -right at the feet of a bronze era monument, La Tomba dei Giganti (Giants’ tomb), erected in 1400BC. Locals strongly believe it is a source of energy with strong healing properties.

 

-®nanniangeli_MG_1023

Before setting foot in Palau but aware of the connotations of the place, I sketched a plot for what is otherwise a performance of improvised music. It would be a journey of discovery, from sheer sound to dance, music, and then back to sound -only this time around a sound informed by the knowledge acquired along the way. At the end, because the concert took place on my country’s national day -September the 11th- and a bit as an internal joke, I felt like playing Els segadors, the official Catalan hymn, on a cheap flute my brother Roger had brought me as a souvenir from London. I knew none of the people attending the concert, some of them musicians but mostly locals of virtually all ages, would recognize the tune. But it didn’t matter. It moved them all the same. Hence the tittles –Sound, Dance, Music, Life, Wisdom, and Hymn– into which the performance, presented on the album in its entirety and unedited, is divided.

 

I had no intention to release a solo album, I din’t even plan to perform solo, for that matter. But an italian radio station happened to be there with their recording equipment to document the festival. Then someone send me a copy, I listened it back and I was struck to recognize myself in the music. And that’s how La Tomba dei Giganti, my first ever solo album, recorded on the evening of my first ever solo performance, came to be.

 

Click on the cover to download the album, and if you like it share it as much as you want!

 

Click to download

CLICK HERE TO DOWNLOAD THE ALBUM

 

 

Produced by Oriol Roca

Recorded live at Festival Isole che Parlano (Palau, Italy) by Roberto Monari September 11th 2009.

Mixed and mastered by Oriol Roca and Dave Bianchi at The Emergency Room Studio (Barcelona).

Cover artwork by Andrea Cirotto.

Photography by Nanni Angeli

Whatabout Music 2010

 

“The music on this recording goes back to an era when the world is still wild and untamed. A time when sounds are so new no one has ever heard them, a time when someone realises he can arrange and rearrange those sounds and come up with something new. And that is music and it is powerful, for it can make people dance. And after living his life with joy and intensity he goes back to his homeland to share his newfound wisdom with his people. And there he finally rests to the sound of a hymn.” 

GIOVANNI DI DOMENICO & ORIOL ROCA – LIVE IN CENTELLES

Live in Centelles

Artist : Giovanni di Domenico & Oriol Roca

Release Date : October 1, 2015

Label : Whatabout Music

Format : Digital

Produced by Giovanni di Domenico and Oriol Roca
All compositions by Giovanni di Domenico and Oriol Roca
Recorded live at Casal Francesc Macià (Centelles, Spain) on April 13th 2014 Recording engineer: Dave Bianchi. Mixed and mastered by Dave Bianchi and Oriol Roca at Dry Town Studios (Barcelona) Whatabout Music 2015

Go to GIOVANNI DI DOMENICO & ORIOL ROCA

Buy album:

Live in Centelles is Giovanni di Domenico & Oriol Roca second album recorded live at Cicle de Jazz i Músiques Improvisades de Centelles on April 13th 2014 at Casal Francesc Macià.

 

 

  • Giovanni di Domenico: piano
  • Oriol Roca: drums

 

Whatabout-Music.com

 

 

Press

 

El atleta que salta con pértiga y se eleva unos metros sobre el suelo lo hace con la certeza de que allá abajo queda un colchón que amortiguará su caída. Acelera a la carrera durante unos metros, posiciona la pértiga para impulsarse, gira su cuerpo en el aire y procura sobrepasar el listón sin derribarlo. Ese es su itinerario, la partitura de su recorrido. El músico que improvisa cuenta con el colchón de su experiencia, con el bagaje de exploraciones fallidas en las que aprendió a desarrollar algunos mecanismos de defensa, pero si cae lo hará con todo el equipo. No hay más itinerario programado que, quizá, el del tiempo pactado y alguna obsesión sobre la que se ha dado vueltas antes, pero no hay partitura del recorrido. Caer de pie sin derribar el listón no depende tanto de automatismos como de la capacidad para evitarlos.

El espectador de atletismo se eleva con el salto y salta si el listón no cae. El espectador de un concierto puede elevarse en ocasiones por la exhibición atlética de un músico, pero la elevación tiene consecuencias más duraderas si esta exhibición lo es más de emociones profundas que de músculo virtuoso. También si el listón de sus expectativas quedaba a una altura que los músicos superan con holgura. Depende, claro, de dónde quedara puesto el listón previo. En el caso del dúo entre el romano Giovanni di Domenico y el barcelonés Oriol Roca, el mío no estaba precisamente bajo, pero en la apertura del Festival de Jazz de Vic ese listón se veía minúsculo desde allá arriba.

Discurrido un siglo de historia del jazz, ha habido tiempo más que suficiente para el establecimiento de patrones lingüísticos y estéticos concretos. Se pueden reproducir y, en esa reproducción, vestir con pequeños detalles propios. No es muy diferente a la rutina del atleta. Es una opción. Legítima. Muy frecuente. Muy defendida. Hay otras, no necesariamente antagónicas pero sí divergentes, también complementarias. Oriol y Giovanni son de los que exploran la divergencia, sin olvidarse de los elementos que son propios del canon y que pueden complementarse en absoluta armonía con ellos. No suben a escena con traje de época, sino que hacen música de su tiempo. En la pegada de Oriol no hay sólo tradición jazzística, aunque pueda ser tan “tradicional” como un Paul Motian, y en la relación de Giovanni con el piano hay tanto una actitud punk como una obsesión circular y minimalista, electrónica si me apuran, así como un toque de indudable elegancia jazzística.

Lejos de la mecánica de la predicción, el itinerario musical de Giovanni di Domenico y Oriol Roca ofreció en la apertura de Vic momentos de belleza singular, enmarcados por una sincronización perfecta de voluntades y deseos compartidos. Se ven poco porque la distancia y las agendas son así, pero hay entre ellos sintonía de hermanos. Crean partituras impredecibles, porque hay en el italiano un nervio que salta a la mínima sugerencia y que el catalán sabe reconducir e interpretar con una lógica apabullante. Son libres y tienen la disciplina para serlo. Cayeron de pie y nos hicieron saltar. Atletas del alma. Carlos Pérez Cruz, El Club de Jazz (May 2016)

 

El baterista Oriol Roca no sólo está desarrollando una interesante carrera dentro de nuestro país en grupos como MUT Trío, o junto a Giulia Valle y David Mengual por citar algunos. También tiene un reconocimiento más allá de nuestras fronteras con grupos como VRAK’ Trio, la Piccola Orchestra Gagarin, o con el pianista Giovanni Di Domenico, tal y como ocurre en Sounds Good, publicada en 2012 en el sello belga Spocus Records. En esta grabación se incluyen siete improvisaciones, más dos temas compuestos por cada uno de los músicos. Roca y Di Domenico establecen una relación musical entre iguales. Esto no quiere decir que no haya momentos en que uno de los dos sea quien se erija en la voz cantante, sino que van cediendo ese papel cuando no están en un plano de igualdad. Los temas resultan sumamente variados. “Hermafrobeat” resulta muy animado. “Music Not Going Anywhere” es una de las joyas del CD: su título no es únicamente una declaración de intenciones, sino la mejor descripción que se puede hacer a la exploración sonora de ambos músicos. “Neve Marina” casi se podría calificar de música programática. “Song For Masha” es un precioso tema de Oriol Roca. En “Don’t Doubt Here Doubt There” ambos músicos dan una buena lección de cómo trabajar con la tensión musical. “Avoid A Void” es otro tema muy bonito con el piano goteando sus notas, mientras que “H.I.M.R.” es una composición de Di Domenico solemne, lírica, en la que el espacio y el silencio son elementos fundamentales. Pachi Tapiz, Tomajazz (April 2014)

 

A short record of piano/percussion avant-jazz between Giovanni di Domenico (Arve Henriksen, Nate Wooley, Jim O’Rourke) and Oriol Roca. Di Domenico is here in acoustic mode – and so is Roca. Improvisation or composition? Surely a little of both – some stop/go moments are simply too well coordinated to be freely improvised. Pieces are short, delicate, often melancholic without getting sappy. Roca often restricts himself to a few percussion instruments and get the most nuances out of them.Sounds Good is an unpretentious and quite convincing meeting. François Couture, Monsieur Délire (April 2014)

 

Questa collaborazione con il batterista Oriol Roca sposta il suo baricentro su quelle movenze contemporanee che erano appena accennate in “Ghibli” e “Seminare Vento”. “Soundabout” vi introduce ad un clima quasi Ligetiano, per poi comunque rientrare in una “pensosità” espressiva coadiuvata da effetti percussivi che rendono il linguaggio sospensivo; in “Sounds good” trovate tutto il polistilismo di Giovanni: gli spazi atonali, la ricerca di un giusto equilibrio tra silenzio e note, le percussioni che si muovono sommessamente sullo sfondo, e, in quantità minori l’amebluement trasversale di Satie e le angolature di Monk; in “Avoid the void” si avvertono persino brevi scampoli di minimalismo; ma la cosa che colpisce è il validissimo tocco pianistico che segue canoni di raffinatezza che appartengono al mondo degli esecutori classici. Ettore Garzia, Percorsi Musicali (January 2013)

 

Frenetic rhythms, spastic melodies, yet oddly tuneful.  I’ve been poking around drummer Oriol Roca‘s music for a couple years now, and he always finds a way to gain interest, and pianist Giovanni di Domenico is an excellent foil for Roca on this recording.  Totally random, but would be interested to learn if the song “Hermafrobeat” sends anyone else’s cats into a crazed tailspin like it does mine. Dave Summer, Bird Is The Worm (October 2013)

X