CELESTE CANTA ANTONIO MACHÍN

CELESTE Canta Antonio Machín

Artist : Celeste Alías
Release Date : August 15, 2014
Label : Whatabout Music
Format : CD

Recorded at Local Catalunya d’Avinyó on July 2013

Mixed by Quim Puigtió at Grabaciones Silvestres

Mastered by Yves Roussel

Go to CELESTE

Buy album:

Antonio Machín is one of the most important singers the world has known. His songs and boleros make us smile due to his massive impact on post-war radio, and only a few have dared to approach and rebuild those compositions since then.

It is from this respect and admiration, to Machín and also to the memories of those difficult past years, this unique band decided to pay their respects. The deepest sound of boleros meets high quality production and playful electronics to create this amazing and unique experience.

 

  • Celeste Alías : voice
  • Santi Careta : electric guitar
  • David Soler : electric guitar, slide guitar
  • Oriol Roca : drums, percussion, electric bass
  • Amparo Sánchez: vocals on Camarera de mi amor
  • Carlos Cortés: percussion

 

www.celestemusic.eu

Press

 

“La promiscuidad de las nuevas, y no tan nuevas, generaciones de músicos de la escena jazzística barcelonesa, entendida esta en su sentido más amplio y abierto, va totalmente pareja al notable nivel y calidad que atesoran. Posiblemente una de las hornadas más preparadas, con una diversidad discursiva manifiesta. Una cantera pareja a la del primer equipo de fútbol de la ciudad, pero sin su poder económico ni mediático. Músicos de mentalidad abierta, que beben de fuentes bien diversas propiciando combinatorias curiosas y totalmente digestivas. Músicos inquietos, receptivos y en buena armonía. Músicos que se van entrecruzando en diversas propuestas y proyectos.

Los cuatro integrantes de Jazz Machín son una buena muestra de lo dicho anteriormente. David Soler, “pedal-steel”, guitarra eléctrica y pedales, es el reciente ganador del premio al mejor disco del año porDenga, según la AMJM (Associació de Músics de Jazz i Música Moderna de Catalunya); líder del contundente trío Figurines, así como miembro del quinteto Libera de Giulia Valle. Oriol Roca, batería de la exquisita y surrealista Piccola Orchestra Gagarin (con Paolo Angeli); así como del último y cuasi silencioso cuarteto de David Mengual, “Slow Time” (comentado recientemente en Tomajazz) e integrante, también, del quinteto “Libera”. Santi Careta, guitarra, banjo, mandolina y pedales, forma dúo con Celeste Alías en el proyecto “Black&blue” (sentido y emotivo homenaje a Billie Holiday, Nina Simone y Abbey Lincoln), miembro a su vez de Astrio (desde hace poco con sólo una ese), así como del grupo, sin bajo, Bindu trío. Celeste Alías, aparte de formar dúo con Careta, tiene otro con el pianista menorquín, Marco Mezquida, con el que ha grabado el interesante “Two lonely people”, y también es la vocalista del septeto “La veu de la guitarra” (con tres guitarristas y un trío de cuerda).

Jazz Machín se desplaza entre lo real y lo onírico, entre lo manifiesto y lo latente, entre el sueño y la vigilia, entre lo consciente y lo inconsciente, un ir y venir, como si Lewis Carroll hubiese dejado a su Alicia, en este caso nuestra Celeste con sus tres machines, un paso por delante y otro más allá del espejo, viéndose a su vez, el reflejo y lo que hay detrás, entre las formas concretas de lo real y las imprecisas y evanescentes del deseo. Celeste con su peculiar voz dibuja el reflejo, mediante su recreación de las letras que cantara Machín, mientras el resto de la banda, recoge y distorsiona, muy positivamente, su recuerdo musical, proyectándolo hacia otro espacio, generando una peculiar aurora en la nocturnidad de la nostalgia. Como si todo estuviera filmado por un  David Lynch en pleno estado de forma.

El cuarteto ofrece su personal visión, revisión y homenaje al gran maestro cubano Antonio Machín, con perlas como, “Angelitos negros”, “Esperanza”, “No me vayas a engañar”, “Toda una vida” (interpretada a dúo con Careta), “Cuando me besas” (tema que resumiría perfectamente lo comentado anteriormente entre el ir y el venir) y “Dos gardenias”, sólo por mencionar la mitad del repertorio. En la noche de la inauguración, fue una lástima que por una sonorización no del todo afortunada, nos impidiera disfrutar plenamente de todos los matices y capacidades que nos tiene habituados la voz de Celeste. A pesar de ello, y como dirían los más flamencos del lugar, los mimbres mostrados por todos los miembros de este notable grupo son de alta gama, calidad fehaciente, ricos en cualidades y tonos, que irán acrecentándose, todavía más, sin duda alguna, a lo largo de las próximas actuaciones. Un homenaje realizado con respeto y totalmente alejado de cualquier mímesis.” Joan Cortès, Tomajazz (January 2013)

 

“(…)el projecte Celeste canta Antonio Machín, en què Celeste Alías, David Soler, Santi Careta i l’ubic Oriol Roca remenen el llegat de Machín amb sentit i llibertat, a vegades com si inventessin un cabaret per a un western crepuscular”. Xavier Cervantes, Diari ARA (September 2014)

 

“Un bolero o un chachachá de Machín pueden convertirse en algo distinto, en “una canción galáctica del siglo XXI” o en “un túnel del tiempo entre el pasado y el futuro”, explican los integrantes de Celeste, grupo que muestra el viernes 12 en el Centre Artesà Tradicionàrius (21.00 horas) su original visión de ese repertorio latino. Piezas que, sin perder sus atributos melódicos, renacen con nuevas formas y texturas en su audaz primer disco, ‘Celeste canta Antonio Machín’.

Este cuarteto barcelonés se llamaba primero Jazz Machín, un nombre limitador: ni lo que hacen es realmente jazz, ni desean asociar su destino, con carácter indefinido, al cantante cubano. Ahora responden por Celeste en atención a su vocalista, Celeste Alías, si bien en este disco se han mantenido fieles a la idea original de evocar a Machín. “Es un homenaje a nuestros padres, abuelos, tíos… La herencia de toda una vida”, señala el guitarrista Santi Careta, vinculado también a Astrio, que definió el concepto del grupo junto a Alías. “Machín actuó mucho por Catalunya, en fiestas mayores, y para nosotros no es un icono lejano sino un personaje próximo. Su música es la que se escuchaba y bailaba aquí durante muchos años”, apunta la cantante.

El repertorio recorre clásicos como “Dos gardenias”, “Madrecita” y “Angelitos negros”, esta última muy atrevida, en la época, por su reivindicación racial. Machín no las compuso, pero sí les imprimió un inequívoco sello vocal, de modo que parece que fueran suyas. “Para mí, componer e interpretar están en el mismo lugar. Hacerte una canción tuya tiene mucho valor. Machín fue un gran intérprete que no componía, como Chavela Vargas o Mercedes Sosa”, considera Celeste Alías.

En sus manos, esas canciones adquieren nuevos perfiles con trazos de rock vanguardista, experimentando texturas, ritmos y timbres con vagos aires neoyorquinos. “Los Cubanos Postizos de Marc Ribot han sido una influencia para crear el sonido del grupo”, admite Careta, aunque añade: “Pero el trabajo se orientó más a partir de los músicos con los que queríamos trabajar que pensando adónde queríamos llegar”.

Los selectos elegidos fueron el guitarrista David Soler (músico de amplia y variopinta hoja de servicios: Jonah Smith, Quique González, Llibert Fortuny, Nena Daconte…) y el batería Oriol Roca (Refree, Sílvia Pérez Cruz, Kiko Veneno, Mala Rodríguez). Con ellos, ‘Celeste canta Antonio Machín’ combina sentimiento y abstracción. Pero que nadie se asuste: las melodías siguen ahí, bien reconocibles. “El público que viene a vernos es muy amplio, de muchas edades diversas, y las abuelas quedan contentas”, celebra Alías.”Jordi Bianciotto, El Periódico (December 2014)

No Comments

Post a Comment

X